14 de enero de 2016

VARITAS AL CIELO

Alan Rickman ha fallecido esta mañana en Gran Bretaña. El célebre actor que reencarnó a Severus Snape nos ha dejado. Todos los que crecieron con esta famosa saga lloran hoy la perdida de uno de los mejores actores del mundo del cine. Muchos seguidores de la saga han manifestado sus condolencias por redes sociales, con Hashtag como #DEPAlanRickman o #AlwaysSeverusSnape. Ha sido una noticia bastante comentada ya que durante el partido de ayer Ramsey, jugador del Arsenal, anotase un gol. Desde 2008, este joven jugador, ha sido verdugo de muchos famosos que han terminado falleciendo días más tarde. Esta maldición que se conoce como Maldición Ramsey ha llegado a Alan. Fue uno de los mejores actores que el mundo Potterhears conoció. Desde este blog literario alzamos las varitas al cielo.
Seas de la casa que seas, si te gustó esta serie o no te gustó, no puedes dejar de mostrar tus condolencias ante una persona que marcó un antes y un después en el mundo del cine. Se peude decir, sin temor a equivocarnos, que Alan, cumplió. Cumplió su papel en la vida, cumplió en cada segundo que se le permitió soñar, cumplió, como cumplió con SEVERUS SNAPE. Quiero darte las gracias por haber vivido y contar que si disfrutas de la vida hasta el último segundo, puedes ser un poquito más feliz. Gracias por dejar soñar, gracias, por permitirnos creer en la magia cuando la gente nos decía que eso no nos llevaba a nada. Gracias porque tú nos has enseñado a vivir como si de unos magos fueramos, gracias, por que has sido capaz de luchar, luchar por la vida hasta el último segundo de vida. Te toca descansar, y seguramente un día nos veremos, pero, hoy no, hoy nos toca alzar las VARITAS AL CIELO. 


Hay una bonita historia sobre Alan Rickman más que merece la pena ser contada. Cuando tenía 20 años, se emparejó con Rima Horton, que entonces tenía 19 años y que después se convirtió en economista y trabajó en el Partido Laborista. Estuvieron juntos durante 50 años antes de casarse en 2012. En alguna entrevista, Rickman dijo de su mujer que era "una mujer extraordinariamente paciente. Quizá una candidata a la santidad". Un abrazo para ella.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario