4 de febrero de 2016

Siempre


TÍTULO: Siempre
ESCRITORA: Maggie Stiefvater
EDITORIAL: Sm
PÁGINAS: 491
ISBN: 978-84-675-5125-9

SINOPSIS:


Se acabó el juego. Ahora las apuestas son a vida... o muerte. Los lobos de Mercy Falls vuelven a salir en las noticias. Hace diez años, la manada atacó a una chica. Los periodistas manejaron la palabra <<accidente>>. Una década más tarde, ha muerto otra chica. Ahora, la palabra es <<exterminio>>. El tiempo se agota para Sam y Grace, para Isabel y Cole. Esta vez, las despedidas pueden ser para siempre. 


Los lobos de Mercy Falls han vuelto. Siempre es una novela muy bien escrita, y muy bien organizada, como ya vimos en Temblor y en Rastro, la primera y segunda parte de esta trilogía. Aunque muchos lectores creen que el final podría haber estado mejor, en mi opinión, me parece que ha sido el final que Siempre (y la trilogía entera) necesitaba, aclarando, las dudas y las preguntas que nacieron en Temblor y en Rastro. Maggie Stiefvater vuelve a presentarnos el dilema que hay en el amor de Grace y de Sam, pues, la chica, de naturaleza humana, y Sam, de naturaleza lobuna, será un handicap negativo para que el amor entre estos dos jóvenes fluya. Por otro lado, nos encontramos con Isabel y Cole, una pareja de lo más peculiar e inolvidable, ya que, los dos no se soportan, y que al mismo tiempo, no puedan estar separados porque se necesitan para seguir viviendo. 
La historia se mantiene constante, girando en torno a la relación de Grace y Sam, aunque, no son solo estos dos personajes los que moverán la trama de la novela. En esta tercera parte de la trilogía, Maggie, nos trae por fin, las respuestas que todos los lectores esperábamos desde que Sam y Grace nos dieron la oportunidad de conocer sus vidas, su historia en común, su amor y la enfermedad que les aplaca lentamente la esencia: la licantropía.
De hecho, hay que reconocer, que Stiefvater nos había ofrecido dos ejemplares anteriores preciosos, bien escritos, y estructurados, viendo el trabajo que ello conlleva. En Siempre, encontramos el lema de Carpe Diem con el personaje de Cole, que se vuelva de lleno en los experimentos necesarios para crear la vacuna eficaz contra la licantropía. Al mismo tiempo, Sam, deberá trazar un plan para salvar a la manada antes de que se de la orden de exterminarla, todo un angustioso contrarreloj porque Grace está dentro de ella. 
Y para acabar, hay que decir, que Maggie, no es muy fan de los finales felices, todo hay que decirlo, así que en este tercer ejemplar encontramos un desenlace correcto, abierto, pero suficiente para entender lo que nos querría decir desde el primer momento.



PUNTUACIÓN: 8 sobre 10 
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario